Encuentro “Aprendizaje con tecnología 2017”



En el encuentro se compartieron experiencias de algunos de nuestros establecimientos, que llevan varios años trabajando con nuestro programa y han logrado implementarlo exitosamente. 

Los colegios que expusieron sus testimonios son: San Marcos de Curicó, Ciudad de Barcelona y Centro Educacional La Florida.

 

Colegio San Marcos

 

El colegio San Marcos, particular subvencionado, se encuentra en la séptima región, comuna de Curicó y atiende alumnos desde pre-kinder a 4° medio. Desde hace 5 años que se encuentran trabajando con Compumat y desde esa experiencia expuso el Señor Jorge Farías (coordinador académico) y María Antonieta Ríos, profesora encargada de proyecto.

 

Compartieron que para lograr que el programa fuese significativo lo incorporaron formalmente al currículum institucional, como una asignatura más, dando así la importancia, tiempo y dedicación que requiere. Asimismo, se han dispuesto todos los medios para que los estudiantes logren llevar a cabo su trabajo, contando con laboratorios móviles que facilitan el acceso a la plataforma.

 

Destacaron también el trabajo colaborativo entre directivos, docentes, alumnos y apoderados, que ha sido fundamental para poder destacarse a nivel nacional en diversas oportunidades, ganando incluso varias veces los concursos propuestos por Compumat tanto en enseñanza básica como media.

 

Escuela municipal Ciudad de Barcelona

 

Expuso además Irma Huenchullán, jefa de UTP de la escuela municipal Ciudad de Barcelona de Pedro Aguirre Cerda, la cual lleva 7 años con nuestro programa.

 

En un contexto de alta vulnerabilidad, con 240 alumnos, se ha llevado a cabo la ejecución del programa, resaltando la significancia que ha tenido tanto para docentes como alumnos. 

 

Destacó la permanente información que se entrega respecto de los avances de los estudiantes a través de los reportes para administradores y tutores, pero sobre todo el cambio de percepción de los alumnos frente a las matemáticas, aprendiendo de una manera distinta y sintiéndose capaces de aprender.

Para lograr un mayor apoyo y compromiso de los apoderados se han puesto a disposición de ellos pequeñas inducciones para orientar el trabajo desde la casa. Asimismo, se reconoció como valioso el apoyo constante tanto a nivel pedagógico como de soporte técnico.

 

Centro Educacional La Florida

 

Por último, compartieron su experiencia las coordinadoras del establecimiento particular subvencionado, Centro Educacional La Florida, Pía Bravo (enseñanza media) y Pamela Muñoz (enseñanza básica). Ellos llevan 6 años trabajando con la plataforma y se encuentra en la comuna de La Florida.

 

Para ellos ha sido fundamental involucrar no solo a los tutores a cargo de cada curso, sino a toda la comunidad educativa, haciendo partícipes a los profesores jefes para hacer un trabajo en conjunto y lograr mejores resultados. De este modo se genera una mayor comunicación con los apoderados, quienes pueden potenciar desde la casa el progreso de los estudiantes.

 

Otra estrategia implementada ha sido el monitoreo personalizado y constante (clase a clase) para identificar los logros de cada alumno en las distintas fases del programa e ir apoyando cada una de sus necesidades.

 

Finalmente, ha sido un estímulo para los estudiantes la evaluación permanente del trabajo realizado, considerando no solo la nota propuesta por eMAT, sino también premiando el esfuerzo personal en cada una de las sesiones.

 

De estos tres testimonios podemos rescatar que a pesar de que cada establecimiento tiene sus particularidades, el programa es adaptable al contexto y a la realidad de cada uno. Sin embargo, el punto común es que en todos los casos se consideran la diversidad de variables que permiten que el proyecto llegue a ser exitoso, como lo son la gestión interna, el rol y motivación de tutores y estudiantes, la información a los apoderados, la infraestructura tecnológica y la comunicación entre el colegio y Compumat.